viernes, 3 de julio de 2009

El sector servicios cobra cada vez más fuerza en las comarcas aragonesas

3.7.2009.


En Aragón Liberal

El Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior presenta el Anuario de las Comarcas de Aragón 2009 elaborado por Fundear

El sector servicios cobra cada vez más fuerza en las comarcas aragonesas

El sector servicios está tomando cada vez más fuerza en las comarcas aragonesas en detrimento de la agricultura. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del Anuario de las Comarcas de Aragón elaborado por la Fundación Economía Aragonesa (Fundear) a instancias del Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón. La construcción se sitúa como segundo puntal de la actividad económica comarcal.


El Anuario, que cumple su quinta edición, se enmarca dentro del convenio de colaboración firmado entre el Gobierno de Aragón, Fundear, IberCaja y Caja Inmaculada. El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, ha sido el encargado de presentar la publicación. En el acto también han estado presentes la directora general de Administración Local, Lourdes Rubio y el director de Fundear, José María Serrano.


El consejero Rogelio Silva ha subrayado que este informe 'demuestra que se está logrando la cohesión comarcal, algo que supone un reto fundamental'. Además, Silva ha destacado el 'importante momento en el que se encuentran ahora mismo las comarcas con la negociación del segundo bloque de transferencias'.


En la primera parte del Anuario se analiza la evolución de la estructura productiva en las comarcas de Aragón, desde dos puntos de vista: el de la producción y el del empleo. En cuanto a la producción, se observa como en los últimos años la economía aragonesa se ha mostrado muy dinámica, lo que se ha reflejado en un notable incremento de las actividades que operan en la región, a la vez que ha llevado a cabo un proceso de terciarización de su estructura productiva. Cobra cada vez mayor importancia el sector servicios (y construcción, aunque en términos relativos sea muy inferior), en detrimento especialmente de la agricultura. De esta forma, aunque en todos los sectores se ha producido un notable incremento en el número de actividades económicas, el terciario se ha situado a la cabeza, seguido de la construcción.


No obstante, la evolución de las distintas comarcas aragonesas ha sido heterogénea, lo que se explica principalmente por su situación de partida, así como por su disposición geográfica. En las occidentales prima la actividad industrial y las que ubican las capitales de provincia junto a las sitas al norte de Aragón son básicamente terciarias. También se observa una fuerte concentración del tejido productivo regional en las comarcas que incluyen las capitales de provincia junto a Ribera Alta del Ebro, más intensa en el caso del sector servicios y especialmente en Zaragoza.


Demografía


El saldo migratorio -definido como el número de inmigrantes menos el de emigrantes- presenta valores positivos para el conjunto de Aragón y las provincias de Zaragoza y Huesca. No ocurre lo mismo en Teruel, donde dicho saldo refleja una mayor salida de población. Veintisiete de las treinta y tres comarcas registran tasas migratorias positivas.


En un análisis de la composición de la población por sexo, se observa que en Aragón el número de hombres y de mujeres está prácticamente en equilibrio, con un ligero predominio del número de mujeres. En todas las comarcas, sin excepción, la edad media de las mujeres es superior a la de los hombres. La diferencia entre ambos grupos oscila entre un mínimo de 1 año en Sobrarbe y un máximo de 3,8 años en La Litera/La Llitera.


Debido a la creciente importancia de la población extranjera en las comarcas aragonesas, es necesario prestar una especial atención a la evolución y características de los foráneos residentes en nuestra Comunidad. En el año 2007 residían en Aragón 124.404 extranjeros, lo que supone el 9,59% de la población total. Tanto en términos relativos como en absolutos, todas las comarcas, salvo Campo de Daroca, han experimentado crecimientos en 2007 con respecto al año anterior. Este aumento se debe principalmente al incremento de extranjeros de origen europeo, que ha sido importante en todas las zonas. En concreto, Europa es el origen más numeroso en 27 de las comarcas.


Mercado de trabajo


Los capítulos dedicados al mercado de trabajo ofrecen datos hasta 2008 completo. El drástico cambio en el ciclo económico hace especialmente interesante mostrar datos que recojan ya este importante cambio de tendencia. Si en los cuatro Anuarios de las Comarcas de Aragón precedentes, de 2005 a 2008, los datos relativos a afiliación, contratación y desempleo mostraban una evolución positiva continuada en prácticamente todas las comarcas, esta trayectoria positiva se trunca en este Anuario de 2009 y ya aparecen las primeras caídas en las afiliaciones y en las contrataciones, acompañadas de crecimientos en el número de parados y en la tasa de desempleo.


En 2008 en Aragón se registraron 103.830 afiliados, esta cifra implica una variación positiva respecto al año anterior, aunque significativamente menor a la observada en periodos anteriores. 17 de las 33 comarcas tienen tasas de crecimiento negativas, siendo Cuencas Mineras, Campo de Belchite y Tarazona y El Moncayo las que presentan caídas más acusadas. De las comarcas con variaciones positivas, únicamente Bajo Aragón-Caspe/Baix Aragó-Casp y La Ribagorza presentan un crecimiento superior al 4%.


En cuanto a los sectores de actividad, se observa un mayor peso de los afilados a la Seguridad Social en servicios, con el 61,04% de los trabajadores. Le siguen el sector industrial (20,49%), el de la construcción (12,08%) y el sector agrícola (6,38%). Es en el sector de la construcción donde se registran las caídas más acusadas. Industria y servicios también registran caídas importantes en un gran número de comarcas. Sin embargo, en diecisiete de las treinta y tres comarcas aumenta la afiliación en el sector agrícola.


El desempleo


Los datos de desempleo muestran un indudable cambio de tendencia con aumentos en el número de desempleados en todas las comarcas de Aragón. La evolución más desfavorable se produce en Alto Gállego, con un incremento del desempleo del 56,82%, frente a Sierra de Albarracín, con un aumento del 2,47%.


A su vez, si se atiende a la distribución del paro por sexos, se observa como en 2008 se ha producido un aumento del porcentaje de varones. Esto se explica principalmente por la desfavorable evolución de la construcción, que ha provocado la pérdida de puestos de trabajo mayoritariamente de varones. No obstante, es el sector servicios el que registra un mayor número de desempleados, si bien ha reducido su peso relativo en el total del desempleo.


En el año 2008 la contratación en Aragón ha bajado, rompiendo la tendencia de continuo crecimiento experimentada durante los últimos años. La caída ha sido mayor para los hombres que para las mujeres. Las comarcas han tenido un comportamiento dispar e incluso en algunas de ellas la evolución ha sido positiva. En concreto, en el año 2008 en Aragón se efectuaron 466.058 contratos, lo que implica una reducción del 6,55% con respecto al año anterior.

No hay comentarios: